CONTRA BOLONIA, CONTRA LA UNIVERSIDAD

25 08 2008

Copiamos y pegamos una más que válida impresión de un amigo de una amiga… Se plantean varias cuestiones a ser respondidas ¿Es la hora de avanzar? ¿Es la hora de ser consecuentes al cien por cien? ¿Ha de comprenderse que las quejas contra Bolonia tienen palmariamente detrás una idea de Universidad que oponerle? ¿Son válidas las acciones de rechazo sin una acción de, al menos, igual nivel de afirmación o consentimiento? Esperamos no molestar por citar a Camus, pero se nos viene a la memoria uno de sus textos que quizá se explique mejor que nosotros respecto a este tema. «¿Qué es un movimiento rebelde? Un movimiento que dice no. Pero si niega, no renuncia; es también un movimiento que dice sí, desde su primer movimiento. Un esclavo, que ha recibido órdenes toda su vida, de pronto juzga inaceptable un nuevo mandato […] Así, el movimiento de rebeldía se apoya, al mismo tiempo, en la negación categórica de una intrusión juzgada intolerable y en la certeza confusa de un derecho justo, más exactamente en la impresión en el hombre en rebeldía de que tiene “derecho a…”»…

«Hablando de lo de Bolonia y ya que los de por aquí apestamos a universitarios… (tufillo no del todo tragable a veces, vale decirlo)… Aquí le cuelgo un textillo de un camarada, a propósito de BOLONIA y LAS UNIS… y que puede traspasarse, espero… a toda la pedagogía de los mil demonios:

CONTRA BOLONIA, CONTRA LA UNIVERSIDAD.
Don Anónimo

Desde que ha empezado esto del “No a Bolonia” se han empezado a hacer reivindicaciones a diestra y siniestra que valdría la pena aclarar, comentar y desarrollar. Antes de cualquier cosa, debo señalar mi absoluta simpatía con el movimiento en lineas generales: cualquier cosa que diga “No” a lo que se nos quiere imponer desde arriba es bienvenido y agradecido me sumo al corro de voces. Sin embargo, no puedo evitar darme cuenta que por cada “No” que decimos al poder, tenemos que decir un “Sí”. Me explico: Una cosa es estar contra Bolonia y otra muy distinta ‘defender’ la Universidad. No sin tristeza descubro que al lado del reclamo contra Bolonia se alzan reivindicaciones, apologías y “a favores” de la Universidad… (llenas, por otro lado, de buenas intenciones, pero) que no logro casar la una con la otra de manera alguna:

Sinceramente creo que estar contra Bolonia es estar contra la Universidad… Me explico: No me refiero a la Universidad en tanto ‘espacio público’, sino creo entender que la Universidad es más Universidad en la medida en que se va suprimiendo, justamente, este espacio público. ¿Cómo va a ser ‘pública’ si hay que matricularse? ¿Cómo va a ser ‘pública’ si se nos dan notas, papelitos, circulares, licenciaturas, masters, CAPS y demás parafernalia que sólo puede tener su estamento último en la formación de individuos, de personas funcionales, de trabajadores, profesores, etc.? La verdad no es un tema simple, ni pretendo despacharlo aquí, así como así, y la verdad estaría bien que se debatiera un poco más sobre el asunto… ¿Qué hay de salvable en la Universidad? ¿Qué se pretende con estas ‘defensas’ que no son sino meras reformas de algo que en su ‘esencia’ busca erradicar de todas las maneras posibles el ‘espacio público’?

No se me malentienda: repito que es buena, necesaria e impostergable esa lucha contra Bolonia (reforma educativa que más o menos viene a dar la razón a que la Educación es justamente la erradicación progresiva de todo ‘espacio público’, donde la Universidad se convertiría en su forma más refinada), sin embargo sus prontas reivindicaciones de la Academia, del trabajo como profesor, del estudiante como mero sujeto de matrícula, la verdad me preocupa y me desanima… Me desanima por ver que al fin y al cabo, que el hecho de que los estudiantes sólo se preocupen de sí mismos (de la defensa de estos rescoldos del ‘espacio público’) vienen a confirmar la idea de que lo único que se viene a hacer aquí es a preocuparse por el futuro de ‘uno’,
en tanto que tenga una ‘buena formación’, ‘facilidades de pago’, ‘empleo accesible’, etc., y no se oye, ni por casualidad algún reclamo contra la forma estructurada de la propia sociedad… Reclamo del todo justo y necesario para realmente combatir Bolonia y su significado…

Bolonia, en resumen, viene justamente con esas mismas ‘buenas intenciones’ que quienes reclaman la ‘defensa de la Universidad’, Bolonia viene a hacer más Universidad de lo que la Universidad es… Ya que si hay algo salvable en este edificio, en sus organizaciones, en el encuentro común y libre de lo que sucede en este extraño espacio abierto (que nos empeñamos en llamar Universidad) no sucede en tanto que es Universidad, sino en tanto que es otra cosa… ¿Qué cosa sea?, no lo sé muy bien, simple y llano espacio público que las licenciaturas, masters, academia y demás basca están perpetuamente aniquilando…

Espero abrir un debate… ¿Qué es Universidad? Hablen… digan, ¿qué piensan?
Salud.»

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

27 08 2008
Don Sinónimo

Saludos a todos:

Viendo que este “testo” no toca todo lo que debería, me propongo hacerle un anexillo, aquí en caliente… para seguir, a ver si alguien se anima a discutirlo.

1. ¿Universidad pública o privada?

La pregunta no se puede responder así como así. Evidentemente lo mejor es que sea pública… pero por “pública” yo no entiendo únicamente ’subsidiada’ o ‘barata’, ni siquiera con ‘libertad de cátedra’. Al menos, así me lo parece… puesto que si pensamos en los motivos por los cuales existen las universidades y los universitarios, nos damos cuenta que lo último que importa aquí es ‘aprender’ o ‘instruirse’, salvo excepciones (como las carreras de filosofía, historia y otras pocas)… la gran mayoría de estudiantes está estudiando para ’ser alguien en la vida’, para ‘ganar más dinero’, para introducirse en el sistema y producir (y quizá de paso aprobar reformas como esta que nos cae encima)…

Pues de lo que todo esto se trata es de establecer a la educación como otro bien más dentro del aparato de consumo que padecemos encima… ¿Qué hacen Bolonia y estos Masters Pedagógicos -ademas de los miles de cursillos y seminarios, ciclos de conferencias y demás parafernalia- que simplemente reiterar el valor de cambio de la educación? Según estudies, se te pagarán mejores salarios… y si es así… ¿por qué no comercializar con ello?

Por ello, aunque en el fondo la Universidad siga siendo pública, en la medida en que no cobren tanto y no nos empiecen a hipotecar la vida desde tan temprana edad… ¿qué cambiará con ello? ¿No son formas de que siga pasando lo mismo? Por ello creo que estar contra Bolonia no es suficiente, sino que hay que cuestionar todo lo implicado con la educación desde el principio…

2. La preocupación por la Universidad

Visto lo visto, la utilidad de la Universidad para el sistema reinante es tan absoluta y tan horrorosa que hay veces que, cualquiera con un poco de sentido común, ha de desear su desaparición… Porque cuando no es para educar ‘empresarios’, o financiar investigaciones por y para el dinero -medicinas, inventos, innovaciones siempre patentadas y vendidas al mejor postor-, es para averiguar estudios inútiles y estúpidos cuya única función es el entretenimiento del personal ahí en los tranfondos de los telediarios o en las páginas intermedias de los periódicos (ya saben, uno de esos típicos estudios gilipollezcos y vergonzosos, tales como: “La universidad pública de Cracovia a descubierto que las mujeres de abolengo judaico prefieren ovular más al escuchar a un joven recitando la Torá que cuando observan las palomas comer pan desde lo alto de una terraza. Esta investigación permitirá desarrollar medicamentos para la concepción y establecer las relaciones de selección que invitan a la mujer a la cópula”.
Etc., etc., etc.,…

La verdad, visto lo visto… ¿Para qué la Universidad? ¿Para aprobar? ¿Para ser un maestro? ¿Para que la cultura sea gratis? ¿Para que yo, Don Sinónimo, sepa más que tú y tú menos que yo?

No…, definitivamente no. La cosa es más pública… y de hecho la cosa rescatable -que evidentemente lo tiene- en la Universidad lo es en la medida en que se olvida un poco de eso de Universidad que tiene y se vuelve simplemente a un lugar público en donde la gente se encuentra y conversa… y que de hecho, en esa conversación consigue aprender (quizá sea este el verdadero sentido del que nació la Universidad… pero ya estoy cansado de ‘verdaderos sentidos’ y ‘verdaderas esencias’ y no entiendo porque es tan difícil concebir una sociedad sin ‘Universidad’)… si apenas nació y se la apropiaron los intereses privados de la iglesia, del estado, de la empresa privada… o peor aún… de los estudiantes… preocupados por su futuro… (¿mi casita? ¿mi cuenta de móvil?)

Saludos y a debate.

27 08 2008
Alberto [H]

“lo último que importa aquí es ‘aprender’ o ‘instruirse’, salvo excepciones (como las carreras de filosofía, historia y otras pocas)… la gran mayoría de estudiantes está estudiando para ’ser alguien en la vida’, para ‘ganar más dinero’”… no estoy de acuerdo del todo. No creo que la formación en humanidades sea exclusiva de las típicas carreras que se citan como si se apropiaran de las humanidades en la universidad. Y tampoco es cierto que toda la gente que entre en las carreras de “humanidades” no lo haga para ganar más dinero.
No entiendo si propones que el sentido de la universidad ha de ser un lugar para simplemente aprender conversando. Si es así, tampoco lo veo tan claro. Y sobre la historia de la universidad, te conmino a que leas “Tres versiones rivales de la ética” de MacIntyre. Por lo demás, bien, aunque ando un poco mareao de tanto leer pa septiembre y a lo mejor no me entero mu bien de na.

31 08 2008
Don Prosopónimo

Claro que la cosa no es tan sencilla.

Pero… ¿por qué siempre que se canta las tristezas de la cosa, se le quiere dar la vuelta? Que yo quiero que la Universidad… sea algo…¿?

No. En todo caso, como mucho lo que deja ver, es que si no es por dinero… y sin la creencia de un ideal teorético… la Universidad es simple y sencillamente inútil.

20 02 2009
Ensalada de Bolonia | elculturaldenerea.com

[…] Bolonia y la pedagogía. ¿De qué va esto de Bolonia? Bolonia, el día después. Desmontando los mitos y temores del “famoso” Proceso de Bolonia FAQ del EEES Sobre el Plan Bolonia. Érase una vez Bolonia: Un cuento para toda la familia. La Universidad ante Bolonia. Sí a Bolonia, pero no así. El proceso de Bolonia, web oficial. y según la Wikipedia. Contra Bolonia, contra la Universidad […]

7 03 2009
Si vamos a la huelga del día 12, ¿por qué estamos protestando exactamente? – El cultural de Nerea

[…] Bolonia y la pedagogía. ¿De qué va esto de Bolonia? Bolonia, el día después. Desmontando los mitos y temores del “famoso” Proceso de Bolonia FAQ del EEES Sobre el Plan Bolonia. Érase una vez Bolonia: Un cuento para toda la familia. La Universidad ante Bolonia. Sí a Bolonia, pero no así. El proceso de Bolonia, web oficial. y según la Wikipedia. Contra Bolonia, contra la Universidad […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: